Propiedad intelectual

© Juan Manuel López Marquez
Se permite su difusión siempre que se cite a través de un enlace (link)

Apuntes sobre la construcción de Medina Azahara

Autor:juanma 3 meses (antigüedad)Aún sin comentarios

 

 

“En el nombre de Dios, bendición de Dios para el Siervo de Dios Abd al-Rahman Príncipe de los Creyentes, ¡Dios le haga durar!, por lo que se hizo bajo la dirección de su fatà y liberto, en el año 342, obra de Sa´d, su siervo”

 

Este es la leyenda que aparece en la basa de esta columna. Está ubicada en la arquería oriental de la nave central del Salón Rico de Abderramán III

 

Abderramán III, dirhem del 342 H, ceca de Medina Azahara

 

Las piezas numismáticas ya comienzan en este año a simplificar los adornos, lo que se generalizará en los años siguientes hasta la muerte del califa. La causa podría estar en el gran número de piezas acuñadas, lo que exigiría rapidez en la construcción de los cuños. La riqueza de las arcas del Estado llega a su cénit.

 

 

“En el nombre de Dios, bendición de Dios para el Siervo de Dios Abd al-Rahman Príncipe de los Creyentes, ¡glorifíquelo Dios!, por lo que se hizo bajo la dirección de Sunayf, su siervo, en el año 343”

 

Este capitel corintio se encuentra en el Salón Rico de Abderramán III; forma parte de la pilastra del vano de acceso a la sala lateral sureste.

 

Abderramán III, dírham del 343 H, ceca de Medina Azahara

 

Aquí tenemos ya lo que apuntábamos en el dírham anterior: simplicidad, y adornos los justos.

 

 

Capitel de Medina Azahara del año 362 H

Museo Nacional de Kuwait

 

Al-Hakem II, dirham del 362 H, ceca de Medina Azahara

 

Este año llegan a Medina Azahara los embajadores enviados por Navarra, Galicia y León para renovar los pactos existentes.

 

Las monedas de este año son escasas, y puede deberse al envío de grandes cantidades de dinero a África donde se habían producido derrotas que obligan a destinar allí al General Galib y a Abi Amir (el futuro Almanzor) como cadí supremo. El mantenimiento del ejército enviado pudiera ser la causa de la baja producción de la ceca de ese año.

 

La construcción de Medina Azahara fue realizada por los Califas Abderramán III y Al-Hakem II. A partir de ahí, con Hixén II, se detiene. ¿La causa? El verdadero dueño del poder es ahora Almanzor, que retiene al califa en la ciudad rodeado de lujo y placeres, y él construye otra, Medina Al-Zaihra, en el lado opuesto de Córdoba y que se convertirá en el nuevo centro de poder. Y la ceca vuelve a la ciudad de Córdoba con su nombre clásico, Al Andalus.

 

 

Categoría:
  numespa.es
este artículo was shared 0 times
 200

Haga un comentario sobre el artículo:

Su email no será publicado.