El duro de Franco

 

 

El duro ha sido la moneda más tradicional que ha habido en España. Y han ido sufriendo una evolución a lo largo del tiempo. Hacemos un resumen:

Los primeros duros fueron las monedas de 8 reales de plata que hubo durante los Austrias y Borbones hasta Fernando VII.

A continuación, como consecuencia de la modernización, esos 8 reales se transforman en 20 reales de vellón con Isabel II.

Y en un tercer paso esos 20 reales pasan a ser 5 pesetas con el Gobierno Provisional de 1870, acuñándose los últimos en 1899 con Alfonso XIII. Son los conocidísimos duros de plata.

Es decir que los 8 reales se transforman en 20 reales, y éstos en 5 pesetas. Pero todos son duros, y el duro como 5 pesetas es como nosotros lo hemos conocido.

 

Franco, 5 pesetas de 1949, ceca de Madrid

Peso: 14´8 gramos, diámetro: 32 mm

 

Anverso:

FRANCISCO FRANCO CAUDILLO DE ESPAÑA POR LA G. DE DIOS

Reverso:

CINCO PESETAS

 

Los siguientes duros tendrán que esperar 50 años, hasta que Franco decide una nueva acuñación.

Con Franco aparece en el año 1949 un duro de níquel con su retrato obra de Mariano Benlliure. Han pasado 10 años desde la terminación de la Guerra Civil. El busto de Benlliure es adaptado por Manuel Marín que reduce su relieve para que no se produzca un desgaste excesivo, y retoques en la nuca y cuello.

 

Y vuelve a aparecer el “por la Gracia de Dios” de tan alta tradición en todas las monarquías, y que ya con Alfonso XII se había sustituido por “constitucional”

Al escudo del reverso no le falta nada: la corona real sobre el escudo, el águila de San Juan, las columnas con el PLVS VLTRA, el castillo, el león, las cadenas, las barras y la granada. Y aparece la leyenda “Una, grande y libre” que es lo realmente propio de la dictadura de Franco. De la misma forma que tenemos igualmente el yugo y las flechas, símbolos copiados de los Reyes Católicos.

Pero lo verdaderamente novedoso es el título de “caudillo” del anverso, la primera (y última) vez que un jefe de estado lo asume. Aunque en otras ocasiones ha aparecido sin la alusión explícita, como con Almanzor.

Todos esos símbolos son determinantes del nuevo Estado que había en España.

Fueron monedas abundantes, con una acuñación que sobrepasó los 25 millones de piezas

Las primeras monedas de Franco no tienen su cara en el anverso. Es con Ley de Sucesión de 1947 cuando se confirmaba a Franco en la jefatura vitalicia del Estado, lo que se reflejó inmediatamente en la moneda que se tradujo con la incorporación de su retrato como hemos dicho.

El despegue económico permitió que se volvieran a fabricar duros, la moneda que había simbolizado las épocas de mayor esplendor de España, aunque en esta ocasión lo fueron de níquel en lugar de plata.

En 1951 se había producido ya un encarecimiento del níquel, debido por una parte a su protagonismo en la industrialización (por ejemplo, los automóviles de esos momentos con parachoques y todos los adornos niquelados) y por otra al bloqueo internacional a que estaba sometida España, lo que hizo que se retirasen estos duros sustituyéndose en 1957 por monedas de 50, 25 y 5 pesetas también de ese metal. La importancia del níquel se lleva al lenguaje habitual, diciendo que “está niquelado” cuando atribuimos la perfección a cualquier mecanismo.

Como hemos visto sólo habían pasado tres años desde que aparecieron las primeras monedas con ese retrato hasta que aparece nuestro duro. Retrato que se fue continuando año tras año hasta que en el 1966 que yo recuerde comienza a parecer un segundo busto, ahora más decaído. Se comentaba que Franco era eterno pues no cambiaba su imagen con el tiempo.

El duro a partir de ese momento el duro irá empequeñeciéndose tanto en tamaño como en nobleza metálica…..y desparece con la entrada del euro.

 

Un comentario en «El duro de Franco»

  1. El duro de Franco fue la moneda que yo más conocí en mis tiempos jóvenes.
    No sabía que su valor inicial fue de 4 reales, antes de valer los 20 reales (5 pesetas) que yo conocí.
    Gracias, Juanma, por la información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.