Propiedad intelectual

© Juan Manuel López Marquez
Se permite su difusión siempre que se cite a través de un enlace (link)

El ocaso de Medina Azahara

Autor:juanma 3 semanas (antigüedad)Aún sin comentarios

 

En el año 399-400 de la Hégira surge la guerra civil, en cuyas causas no vamos a entrar, que lleva a la existencia de tres califas: Hixén II, Mohamed II y Çuleimán.

Este hecho supone el inicio de la destrucción de Medina Azahara, a un nivel tal que al inicio del siglo XIX no se conocía ni siquiera su emplazamiento.

La dispersión de las piezas de Medina Azahara a partir de su destrucción es muy grande, y tenemos como ejemplo el capitel del Museo de Kuwait presentado en el artículo anterior. Pero voy a dar otro: la fotografía siguiente corresponde a un capitel existente en el Monasterio de las Huelgas de Burgos, y ese capitel, que forma parte de una pareja, también es de Medina Azahara.

Al final la ciudad palatina quedó como cantera.

 

 

 

Monasterio de las Huelgas, Burgos. Entrada a la sala de Santiago

 

En el año 400 H se refugió en ella Çuleimán y se acuñan piezas por última vez en Medina Azahara.

Os expongo a continuación un dirham y un dinar de esa ceca y año:

 

Çuleimán, dirham del 400 H, ceca de Medina Azahara

 

Culeimán, dinar del 400 H, ceca de Medina Azahara

 

Se calcula que Çuleiman permaneció en Medina Azahara 108 días en ese año del 400 H por lo que la ceca tuvo que estar abierta y funcionando un tiempo inferior al dicho.

En estas monedas aparece en el último renglón del anverso Ben Suhayd, cuyo nombre completo pudo ser Abu Amir ben Suhayd; y en el primer y último del reverso Príncipe Heredero / Muhammad

 

Parece que los atauriques que forraban las paredes no interesaron mucho, y al coger los sillares quedaban en el suelo los restos de aquellos. Los hay por miles. Hasta los estudiantes que colaboraron en las primeras restauraciones se los llevaban como recuerdo.

 

 

Estos restos de ataurique son importantísimos a la hora de las restauraciones. El de la fotografía corresponde a la Casa Real o Dar al-Mulk, residencia íntima del califa situada en la terraza superior.

Estremece pensar que en esa casa vivió Abderramán III, pasó su mirada numerosas veces por esta piedra y, quizás, hasta deslizó su mano por ella.

 

Puente de los Nogales

 

La destrucción de Medina Azahara comenzó con los bereberes en el año 400 H como hemos apuntado y continuó durante varios siglos. Se empezó con las planchas metálicas de las puertas, las tuberías de plomo y elementos decorativos, las columnas después y por último con los sillares de las paredes y baldosas de suelos.

Pero no terminó ahí y hay que llevar su destrucción a la actualidad: En la imagen tenemos el Puente de los Nogales en el año 1997. Se trata de uno de los tres puentes califales que unían Medina Azahara con Córdoba. En agosto de ese año tres energúmenos de Córdoba lo destruyeron para aprovechar los sillares para la construcción.

Y hay más. Como hemos visto los restos de Medina Azahara se encuentran tanto en su emplazamiento original como desperdigados por el resto del país, sobre todo en Córdoba. Y no sólo se han esquilmado los elementos de la propia ciudad sino también los desperdigados fuera de ella. El día 8 de agosto del presente, y estamos a 30, la prensa local de Córdoba informa de la desaparición de un capitel califal de avispero situado en el patio de la casa de Isaac Peral nº 3, habitada por okupas según mis noticias. Pero no hay que preocuparse, parece que no es un “Bien de Interés Cultural”.

Categoría:
  numespa.es
este artículo was shared 0 times
 000

Haga un comentario sobre el artículo:

Su email no será publicado.