El real de vellón

 

Pero hay una segunda cuestión, y es el uso de la moneda de vellón como moneda de cuenta.
Moneda de cuenta es la que, sin existir oficialmente, se usa para contar.
Para mejor comprensión de este concepto pongamos un ejemplo:

Hasta la aparición del euro usábamos las pesetas. Sin embargo existía otra unidad que era el duro. Así al pedir el precio de un artículo podían decirnos que valía 2 duros, o 30 duros según el caso. En algunas ocasiones como en las transaciones de animales, un caballo por ejemplo, su precio se expresaba exclusivamente en duros y reales. Su precio podía ser 400 duros, lo que equivalía a 2000 pesetas (1 duro = 5 pesetas). Esa es la moneda de cuenta, una moneda inexistente pero que se usa en la práctica.

Desde la Edad Media se había ido introduciendo el real de vellón como moneda de cuenta precisamente por el continuo cambio de valor que tenían las monedas en uso.

 

La equivalencia de la moneda de oro con respecto al real de vellón era:
Doblón de a 8 (8 escudos) u onza                   320 reales de vellón
Doblón de a 4 o media onza (4 escudos)       160 reales de vellón
Doblón de a 2 (2 escudos)                                80 reales de velló
Escudo                                                                  40 reales de vellón
½ escudo o durillo                                             20 reales de vellón

 

La equivalencia de la moneda de plata con respecto al real de vellón:
Peso duro (real de a 8)                         20 reales de vellón
Medio duro (real de a 4)                     10 reales de vellón
Real de a 2 (peseta provincial)           4 reales de vellón
Real de a 2 (peseta columnaria)         5 reales de vellón
Real de plata (provincial)                    2 reales de vellón
Real de plata (columnaria)                  2 ½ reales de vellón
½ real o realito                                      1 real de vellón
½ real de vellón columnario              1 real de vellón y 8 maravedíes

 

En las fotos que se exponen no se ha tenido en cuenta el tamaño ni el peso real

  

Medio real. Era un real de vellón

 

Dos reales columnarios. Su equivalencia era de 5 reales de vellón

 

Dos reales provinciales. Equivalían a 4 reales de vellón

 

Real de a 8 tipo provincial. Equivalían a 20 reales de vellón

 

 Doblón de a 2 escudos. Eran 80 reales de vellón

 

Todas esas equivalencias correspondían a la mayoría de las provincias españolas, pero había otras que no usaban el real de vellón como medida de cuenta, por lo que había que hacer el cambio correspondiente:

 

Libra catalana                         10 2/3 reales de vellón
Libra valenciana                     15 1/17 reales de vellón
Libra mallorquina                   13 ½ reales de vellón
Libra aragonesa                      18 14/17 reales de vellón
Peso de Menorca                    16 reales de vellón
Peso de Navarra                     15 1/17 reales de vellón

 

Un comentario sobre “El real de vellón”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *