Propiedad intelectual

© Juan Manuel López Marquez
Se permite su difusión siempre que se cite a través de un enlace (link)

El vellón (1)

Autor:juanma 1 semana (antigüedad)1 Comment

 

 

En principio vellón es la liga de plata con cobre utilizada desde antiguo en la fabricación de moneda. Pero una cuestión, en principio simple, puede complicarse hasta tal punto de ser una de los conceptos más complejos y difíciles de entender en la numismática.

La aleación de la plata con cobre se produce en primer lugar por una cuestión física pues, como en todas las aleaciones, se produce un aumento de dureza en el metal aleado. En teoría tendríamos mucha plata con poco cobre.

En segundo lugar por cuestión simplemente práctica. Veamos: las monedas van cambiando y bajando de peso y tamaño a la vez que baja su valor facial de forma que llega el momento en que el peso y el tamaño es tan pequeño que la moneda deja de ser práctica en su uso. Aquí es donde entra el vellón; si a esa pequeña cantidad de plata se le añade bastante cobre pues tenemos una moneda con pequeño valor pero con un tamaño adecuado para su uso. Pero ahora tendríamos poca plata con mucho cobre.

Según lo anterior nos encontraríamos con monedas de vellón con un alto contenido en plata o al contrario con un contenido argénteo muy bajo. El pueblo ha acuñado el concepto de vellón rico para las primeras y vellón pobre para las segundas.

 

Alfonso X, óbolo ceca Cuenca. Vellón rico 

 

Alfonso XI, cornado, Sevilla. Vellón rico

 

  

Juan I, blanca. Vellón rico

 

Los Estados han hecho uso de lo anterior para solucionar sus problemas económicos en numerosísimos casos y por distintos motivos. Y siempre rebajando el contenido de plata de las monedas, llegando en algunos casos a que su contenido era del 0%.

El desorden llegó a su cénit con Enrique IV Trastámara al facultar a particulares a acuñar moneda: “Vino el reyno a esta causa en gran confusión e el marco de plata que valía mil e quinientos maravedís llegó a valer doce mil; tanto que Flandes nin otros reynos non pudieron bastar a traer tanto cobre, e non quedo en el reyno caldera ni cántaro que quisieran vender, que seis veces mas de lo que valía non lo comprasen…” se lee en una crónica de la época

 

Enrique IV, maravedí, Sevilla. Vellón pobre

 

Con los RRCC se trató de restablecer el orden con la promulgación de la Pragmática de 13 de junio de 1497 dada en Medina del Campo, aboliéndose todas las monedas anteriores que circulaban y que causaban dificultades por su variedad. No obstante aprovecharon para bajar la ley del vellón.

 

El aumento desmesurado de la moneda de vellón provocó la retirada de la plata (y no digamos del oro) de los cauces comerciales, cesando en su uso como moneda y haciéndola vendible como cualquier mercancía lo que se trató de solucionar prohibiendo que se hicieran grandes pagos en moneda de vellón, no pudiendo entregarse en cada uno más de 300 reales en monedas de vellón.

 

Felipe IV, resello de 1658/9

Se ha empobrecido tanto la proporción de plata que ahora es sólo cobre.

 

Hasta la entrada de Carlos III en el poder no se solucionaría el asunto: la Pragmática de 1772 dispuso la recogida de todo el vellón, refundirlo y reacuñarlo ya como moneda de cobre.

 

Categoría:
  numespa.es
este artículo was shared 0 times
 000

One Comment

Haga un comentario sobre el artículo:

Su email no será publicado.