La taifa almorávide de Córdoba. Ben Ganiyya

 

 

El bereber de la familia Musüfa de los Banu Ganiyya, Yahyà ben Ali (su verdadero nombre era Abu Zaqariyah Yahya ben Ali), conocido como Aben Ganiyya por su madre, dirigió la resistencia de Córdoba desde el 541 al 543 H, en cuya última fecha la entregó a los almohades refugiándose en Granada donde murió ese mismo año.

Descendía de la estirpe de los emires almorávides y sus miembros ocuparon importantes cargos en la administración. En el 1143 (538 H) fue nombrado gobernador general de Al Andalus cuando se retiran las tropas africanas por la presencia y empuje almohade. En 1145 (540 H) se anexiona el Reino de Jaen.

Ya comentamos que a consecuencia de su salida de Córdoba para sofocar la insurrección del Algarbe, la situación fue aprovechada por Handín para hacerse con el poder en la ciudad. En esa insurrección Abu-l-Qasim, aliado de Hamdín, logra apoderarse de Mértola, Niebla y Huelva; y al intentar hacerse con Sevilla Ben Ganiyya le sale al encuentro y lo derrota.

Ben Ganiyya volvió a ocupar la ciudad de Córdoba con la ayuda de Alfonso VII que le confirma como gobernador. De esta forma, con un vasallo, quedaba garantizado al rey cristiano un estado intermedio entre sus territorios y los almohades.

 

A la muerte del emir Ishaq ben Alí en 1147 (542 H) quedó como último valedor de los almorávides peninsulares.

Y con la ayuda del Señor de Niebla Yusuf al-Bitruyi tomó Algeciras en 1148 para lograr una posición estratégica en el Estrecho, recibiendo el reconocimiento del cadí de Ceuta. Y posiblemente ese mismo año conquistó Carmona.

Obligado a pactar con los almohades de Sevilla se traslada a Jaén, penetrando aquellos en Córdoba, lo que hizo cambiar de estrategia al rey castellano que se enfrentó a Ganiyya. Murió al año siguiente en Granada, 543 H, el mismo en que Córdoba es entregada a los almohades.

 

Taifa almorávide de Córdoba

Quirate de Yahyà ben Ganiyya

540-543 H

Peso: 0,91 gramos; diámetro: 98 mm

Vives 1980, Federico B. L5

 

Anverso:

No Dios sino / Dios / Mahoma / enviado de Dios

Reverso:

¡Oh Dios!, ten piedad de los / Emires de los musulmanes / hijos de Tasfin

En otras traducciones:

Señor, ten en tu seno a los Pontífices de los musulmanes, los Banu Tasufin

 

Numismáticamente, las acuñaciones peninsulares a nombre del emir almorávide Ishaq ben Alí fueron realizadas bajo su responsabilidad como gobernador, pero una vez muerto la actuación de Aben Ganiyya le sitúa como rey de la Taifa de Córdoba, a pesar de lo cual acuñó de forma anónima, es decir sin que aparezca su nombre en las piezas.

Otro aspecto a reseñar es que tanto en las monedas de Hamdín como en las de Ganiyya se restablece totalmente la Misión del Profeta (Muhammad el enviado de Dios) como se acostumbraba a grabar con los Omeyas, siendo este dato según algunos autores una muestra de que se intentaba restablecer la antigua independencia de aquellos príncipes.

 

Lo más peculiar de esta moneda está en que es anónima, sin ceca y sin fecha. Vaya, que no hay en principio datos que nos permitan identificarla. Algunos autores ni siquiera la citan; otros nos hablan de “acuñaciones esporádicas” sin aportar más información; y otros, los más prestigiosos y actuales, entre los que se encuentran Federico B. de los Mozos y la colección Tonegawa, la identifican con Aben Ganiyya.

Con una sencilla reflexión podemos llegar a esa conclusión:

  1. El pequeño peso y tamaño (poco más de una lenteja) de las piezas argénteas nos llevan al periodo almorávide.
  2. Las piezas almorávides disponen siempre del emir reinante, lo que no sucede en este caso. Avanzamos así llegando a las Taifas almorávides.
  3. Los renglones del reverso (…ten piedad – ten en tu seno – a los Banu Tasufin) identifican la muerte del último emir almorávide, Ishaq ben Alí.
  4. Aben Ganiyya quedaba así como rey de la Taifa de Córdoba. Y continuaba su adhesión a los emires almorávides aunque sólo fuese formalmente. Los adornos son similares a los de Córdoba, y es en ella donde normalmente se han encontrado.

 

En ese periodo intermedio entre almorávides y almohades, conocido como las taifas almorávides, se fundan varios reinos independientes muy poco conocidos en su mayor parte (hasta 25) pues los historiadores dan escasas noticias sobre ellos. Esto, añadido a que algunas piezas como ésta no ofrecen ni titular, ni fecha ni ceca, hacen que estemos ante importantísimos elementos de investigación.

Miembros de la familia Ganiyya se sitúan también en la Taifa de Mallorca.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *