Los vellones de Enrique IV

 

Ya comentamos en ocasión del precioso real de Enrique IV de lo abundantes que eran las piezas de vellón de este monarca. Piezas que se encuentran muy deterioradas por ser de vellón, lo que suponía una acuñación descuidada por las grandes cantidades que se hicieron, y por el mucho trasiego que sufrieron. Y además se encuentran mezcladas con otros vellones medievales, que todos siguieron funcionando hasta que con los Reyes Católicos se produjo la fundición y la unificación correspondiente. Las piezas que se libraron de la fundición y que han llegado hasta nosotros se encuentran muy gastadas en general. Y hay que decir otra cuestión, y es la gran variedad de éstas.

 

Enrique IV, media blanca de La Coruña

Peso: 0´8 gramos.

 

Anverso: » ENRICVS DEI GRATIA REX»

ReversoXPS VINCIT: XPS REGNAT»

En negro la parte conservada

 

Enrique IV, media blanca, ceca de Burgos

Peso: 1 gramo

 

Anverso:

ENRICVS DEI GRA REX C

Enrique Rey de Castilla por la Gracia de Dios

Reverso:

XPS VINCIT XPS REGNAT

Cristo vence, Cristo impera

 

En esta se lee mejor la leyenda aunque en la foto es difícil la lectura; se realiza mejor al natural.

 

Se conocen tres modelos distintos de blancas, y proceden estas monedas de la disposición de 1471 en la que se habla de medias blancas con castillo/león dentro de rombos. Tenían una ley de 10 granos, y 72 hacían un real.

Estas dos monedas que hemos visto eran mencionadas indistintamente como blanca de rombo o media blanca.

Ahora cabe preguntarse que significa XP. Son las dos primeras letras de Cristo en griego (Χριστός). No debe de extrañarnos la aparición de letras griegas dentro del latín pues las tenemos incluso dentro del español; piénsese en nuestra “y” griega.

 

Enrique IV, maravedí de Sevilla

Peso: 1´8 gr; diámetro: 26-24 mm

 

Anverso:  + ENRICVS REX CASTELLE :. Castillo con «S» debajo

Reverso: + ENRICVS QVARTVS DEI GRATIA. León rampante

Es una variante de la norma general, con leyendas distintas.

Hay que señalar que en el reverso la letra «T» es como una «O» con un sombrerito encima. Es la transición a la «T» mayúscula actual. Ya la vimos también en la foto de la primera ½ blanca. Recordemos que estamos con letra gótica.

Este maravedí está muy bien conservado, ya es raro; las zonas lisas, sobre todo en el reverso pueden ser debidas a una acuñación floja o a cuños muy gastados

 

Enrique IV, maravedí de la ceca de Córdoba

         Peso: 1´85 gramos, 24´6 mm

 

Anverso: ENRICVS CARTVS DEI : GRACIA REX C

Bajo el castillo: C

Reverso:   ENRICVS CARTVS D GRACIA

En negro la parte conservada

 

No son muy abundantes los maravedíes de Enrique IV con la ceca de Córdoba, pero no debemos olvidar que el segundo matrimonio de Enrique IV, con Juana de Portugal, se celebró en esta ciudad: “La reina entró el 20 de mayo del dicho año (1455)… e luego llegada los desposorios fueron celebrados”…”salió el rey de Córdoba el 4 de junio…” (Galíndez 102 y 104).

 

Se encuentran vellones de Enrique IV acuñados en numerosas cecas, Tanto que tenemos ciudades que solo volverán a aparecer en numismática de forma excepcional, como Ávila o Medina del Campo. Ahí tenemos uno con ceca de Ávila.

 

Enrique IV, media blanca de la ceca de Ávila

Peso: 0,73 gr; diámetro: 19,45 mm.

Reverso muy deteriorado. La concavidad que presenta ha permitido conservar el anverso.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *