Sevilla (1)

Autor:juanma 1 mes (antigüedad)Aún sin comentarios

En la ciudad de Sevilla encontramos una constante en lo que se refiere a la acuñación de moneda. De todos los momentos tenemos monedas que fueron acuñadas en esta ciudad, lo que es una evidencia de la riqueza que siempre ha tenido. Digamos que la ceca de Sevilla es una referencia dentro de la numismática española.

Hoy haremos un recorrido por piezas que tienen su origen en esta ciudad.

Tanto la capital como numerosas localidades de la provincia son testigo de su historia en la Edad Antigua. Os expongo un as de Tiberio como muestra de lo dicho.

 

As de Tiberio, ceca de Colonia Rómula, 14-17 dC

Peso: 10,41 gr

 

Anverso: COL ROM PERM DIVI AVG

Reverso: DRVSVS CAESAR GERMANICVS CAESAR

 

Tras la guerra civil, César, sobre el año 45 aC otorga a la ciudad el estatuto de Colonia con el nombre de Colonia Ivlia Romula Hispalis.

En la fotografía un as acuñado por Tiberio entre los años 14 y 17 dC. En el anverso Tiberio, y en el reverso Germánico y Druso.

 

Triente de Recaredo, ceca de Hispalis, 586-601

Peso: 1,4 gramos

 

Anverso: + RECCAREDVS RE

Reverso: + PIVS ISPALI

 

Las oportunidades de contemplar una moneda visigoda son escasas.

Las piezas visigodas son exclusivamente de oro, lo que nos indica que continuó circulando el numerario romano de plata y cobre anterior. Son de baja aleación y pequeño tamaño, e identificables a simple vista a consecuencia de su arte primitivo.

Y hay un detalle que pasa desapercibido y es que sus leyendas están escritas en latín. Evidencia este hecho el proceso de romanización de la cultura visigoda.

La pieza expuesta es de Recaredo, el más conocido de entre los monarcas visigodos por haber abjurado de las tesis arrianas y abrazar la fe católica, convirtiendo a la misma en la religión oficial del Estado. Esos hechos ocurrieron en el Tercer Concilio de Toledo en el año 589

 

Dirham almohade, ceca de Sevilla

Peso: 1,49 gr

 

Anverso: No Dios sino Dios / El mando todo el para Dios / No Hay fuerza sino en Dios / Sevilla

Reverso: Dios es nuestro Señor / Mahoma nuestro enviado / Al-Mahdi nuestro Imán

 

La invasión musulmana permitió la acuñación probable de piezas en la ciudad de Sevilla en el llamado Periodo de Gobernadores, sin que haya constancia segura de ello. Durante el emirato y califato la acuñación se concentra en Córdoba. Y es con las taifas califales y sobre todo en los periodos almorávide y almohade cuando vuelve a aparecer Sevilla en la moneda, ahora con el nombre musulmán de la ciudad: Isbiliya o Madinat Isbiliya (ciudad de Sevilla)

Salvo excepción los dirhames almohades repiten sus leyendas, siempre sin fecha y a veces con la ceca. En este caso tenemos un dirham anónimo de la ceca de Sevilla.

 

Alfonso XI, cornado de la ceca de Sevilla (1311-1350)

Peso: 0´75 gr; diámetro: 17-19 mm

 

Anverso: ALFONS REX

Reverso: CASTEL ET LEGIONIS

 

Enrique III, blanca de la ceca de Sevilla (1390-1406)

Peso: 1,35 gr; diámetro: 22 mm

 

Siguiendo con la Edad Media pero ya dentro de la dominación cristiana os presento dos humildes piezas de vellón, una de Alfonso XI y otra de Enrique III. En ambas se identifica una “S” debajo del castillo. Es la marca de ceca de Sevilla.

La letra empleada es la gótica, propia de la Edad Media. En el anverso de la segunda se lee perfectamente ENRICVS faltando el resto (La leyenda completa sería ENRICVS DEI GRACIA); la leyenda del reverso está prácticamente desparecida y lo que queda ilegible (sería la misma del anverso). A pesar de ello buena conservación de esta blanca de Enrique III incluso faltándole un trozo.

 

Categoría:
  Sin categorizar
este artículo was shared 0 times
 000

Haga un comentario sobre el artículo:

Su email no será publicado.